04:46h. Sábado, 14 de diciembre de 2019

Educación en Chile

Reseña histórica de la educación en Chile

@hernandezgene13 En los siglos XVI, la educación en Chile estaba muy ligada a la de España, el cual comenzaba por el nivel superior, los españoles hicieron crecer el cristianismo de los indios en América y enviaron a mas de 14.000 misioneros de distintas evangelizaciones, durante siglos anteriores la educación estaba muy ligada a la religiones de ese entonces, luego con la independencia de Chile y a medida en el que el país iba desarrollándose los gobiernos tomaron interés en la educación en sus distintas áreas.  

http://peuma.e.p.f.unblog.fr/files/2012/07/historia-ense%C3%B1anza.jpg
http://peuma.e.p.f.unblog.fr/files/2012/07/historia-ense%C3%B1anza.jpg

En los siglos XVI, la educación en chile estaba muy ligada a la de España, el cual comenzaba por el nivel superior, los españoles hicieron crecer el cristianismo de los indios en América y enviaron a mas de 14.000 misioneros de distintas evangelizaciones, durante siglos anteriores la educación estaba muy ligada a la religiones de ese entonces, luego con la independencia de chile y a medida en el que el país iba desarrollándose los gobiernos tomaron interés en la educación en sus distintas áreas.  

 En 1813 había solo 7 escuelas con 664 alumnos para 50.000 habitantes del país, se dicto un reglamento para maestros de primeras letras donde decía que en cada ciudad, pueblo o villa con más de 50.000 habitantes debería haber una escuela costeada con fondos del mismo lugar.

 En congruencia con la Constitución chilena de 1833 - que consagra con atención preferente del estado la educación pública - en 1842 se inauguró la Escuela de Preceptores de Santiago. Nacieron así las Escuelas Normales, encargadas de la formación de profesores de educación primaria, consagrando una larga tradición de rigurosa formación docente en chile.

 Durante el gobierno de O’Higgins  se dicto un reglamento interno para las escuelas de 1819, el cual estaba muy ligado a la social a sus obligaciones y derechos, luego mas tarde en 1821, impulsado por diego Thompson se creó la sociedad lancasteriana, la constitución de 1822 tenia mayor énfasis en entender la educación ya sea dentro como fuera de Santiago.

Estas instituciones serían la base de una potente educación pública en la década del 30, en la cual se dio énfasis a la cobertura del sistema escolar. En 1925, una nueva Constitución reafirmó la atención preferente del Estado sobre la educación entregando su ejercicio y control al Ministerio de Educación. A su vez, también se pronunció con respecto a la acción de los establecimientos particulares, destacando su colaboración en la educación del país. Con todo, en 1930 el analfabetismo alcanzaba al 56% de la población. En esta década la educación pública se consagró como institución de excelencia. La educación privada también fue promovida - principalmente a cargo de congregaciones religiosas - pero era la educación pública la que fijaba los estándares de calidad, en una época en que los profesores de escuelas públicas tomaban los exámenes a los alumnos de establecimientos privados. La cobertura sin embargo era escasa, en 1935 ascendía a un 41, 9% de la población de 6 a 18 años. El golpe militar de 1973 cambió el escenario de las políticas educativas. En 1981 se inició una descentralización gradual de los establecimientos fiscales para que fueran administrados por las municipalidades, lo que culminó en 1987. Esto significó que los docentes perdieron el estatus de empleados públicos. En materia de financiamiento, y fiel a la ideología predominantemente neoliberal del gobierno militar, se instauró el nuevo sistema de subvención por alumno (voucher), o “subvención a la demanda”, y se incentivó el ingreso de proveedores particulares que competían por esta subvención fiscal.

En el 2008 se introdujo una medida muy importante y positiva: un sistema de subvención preferencial con el cual se entrega mayor financiamiento vía vouchers a establecimientos con mayor número de alumnos vulnerables, sin importar la propiedad del mismo, apuntando a corregir la desigualdad y las evidentes dificultades que acarrea la educación en estratos vulnerables. Si bien ésta es todavía modesta, y pletórica de rigidez burocrática, su aumento y flexibilización administrativa sería la vía más expedita para corregir la inequidad del sistema, si los recursos se gastan adecuadamente en las escuelas, asunto que no está garantizado hoy, sobre todo si la calidad y liderazgo de los directivos escolares es frecuentemente discutible.

La educación del 2011 fue como un eslabón dentro de varios otros hitos que han ido transformando la sociedad chilena estos últimos tiempos, desde la dictadura hasta hoy, pero con especial fuerza en el último año, en los que se incluye las movilizaciones de pobladores y ambientalistas, así como la lucha del pueblo mapuche y de las minorías sexuales, entre otras.

Es importante contextualizarlo también cómo un movimiento social que ataca las raíces del supuestamente exitoso “modelo chileno”, instalado a sangre y fuego durante la dictadura de Pinochet por los Chicago Boys -seguidores de Milton Fridman- convirtiendo a Chile en el primer laboratorio neoliberal del mundo a través de la doctrica del shock económico como afirma Naomi Klein. Este modelo luego de la vuelta a la democracia no tuvo grandes cambios, sino que fue administrado por la concertación de partidos por la democracia, coalición de centro izquierda que en algunos aspectos profundizó el modelo económico heredado de la dictadura.

El 28 abril se realiza la primera marcha estudiantes universitarios y secundarios. El 9 de mayo con la aprobación oficial de Hidroaysén, salen a las calles de forma espontánea unas 30 mil personas sólo en Santiago, tres días después se realiza el primer paro nacional por la educación superando la convocatoria anterior, comenzando así con una escalada de grandes movilizaciones que no se veían desde las grandes protestas nacionales contra la dictadura de Pinochet. El 21 de mayo el Presidente de la República como todos los años realiza su cuenta anual a la Nación, y es tradición que se realicen movilizaciones sociales en Valparaíso al exterior del Parlamento, este año no fue la excepción, siendo más masivas que años anteriores.

Finalmente ha habido dos grandes olas de manifestaciones en relación a la situación de la educación en el país: en 2006 y 2011, esta última se vio inmersa en un año de profunda y activa protesta social en el país en distintos ámbitos, en los últimos años, más de 800 escuelas municipales cerraron y apenas el 36 % de los alumnos está inscrito en colegios públicos.

 

Bibliografía o webgrafía.

  • Soto R. F. Mayo, 2009,historia de la educación chilena, documento pdf.

 https://es.slideshare.net/periodicosien/historia-de-la-educacion-chilena-pdf

http://radio.uchile.cl/2011/09/20/la-revolucion-en-el-chile-del-2011-y-el-movimiento-social-por-la-educacion/